lunes, 22 de abril de 2013

... la vida bajo el sol... tocando el fin del mundo...

Una breve, solo por que no puedo dejar de escribir sobre Santiago.

Voy a saltar - sin animo de olvidar, claro- mi paso por España  oriental para llegar al fin del mundo: Finesterre... Santiago de Compostela. Donde una vez, a criterio romano, terminaba la existencia humana. Y como comienza la mia!.
Santiago es calida. Aunque ventosa, los colores tienen otra forma de brillar aca. No se si es que simplemente era momento de sonreir, o es el lugar de hacerlo. Pero aqui uno se siente vivo. En mucho, es por la contagiosa sonrisa de Maria, la amiga a quien espere en el frio por dos horas y me ha compensado con innumerables horas de charlas.... como puede encontrar uno a alguien en el mundo que sientes que conociste antes?. Santiago tiene esa magia.
Estoy en el corazon mismo de la ciuda vieja... cada dia, al ver por el balcón se respira ese aire bohemio de la santiago postrada en el tiempo, con el suave balanceo del violinista que se gana la vida entreteniendo turistas... justo frente a la ventana. Estoy enamorada de este paisaje, de este aire, de este olor. Que ciudad tan increìble! para descansar, para pausar... para respirar. Se que mi sed de ciudad grande me traicionarìa en algun momento... pero regresar a santiago, caminar nuevamente por el rio hasta salir de la ciudad... poner los pies en sus callecitas tortuosas llenas de historia y leyendas. Es otra promesa.
Hasta el acento es càlido aca. El gallego es un portuñol con acento italiano... es extraño al oido, y a la vez tan familiar.
No he visto nada... llevo cuatro dias aca y ademas de caminar y ver las calles con ese aire de paz y esa sonrisa tonta que me he pillado esbozando, no he visto nada. No he visto nada con ojos de turista -confieso que ayuda haber perdido la camara... -

Aca vine a vivir. A descansar. A saborear. Y me ha llenado de energía.

Las caminatas con los amigos de maria, las charlas en el parque sobre los escapes de la vida con Daniel, las sonrisas de las abuelas en el mercado, la enorme sonrisa de la mama de maria cuando me levante a comer el pescado... la delicadeza de esas casas con historia y esa abuela que no se cree que uno puede viajar hoy de londres a paris en tren... todo ese mundo de ideas mezcladas con el brillante sol de la mañana, que se oculta recien a las 9 de la noche...
He llegado al fin del mundo: Finisterre.
Tocado el final... respirado.
Ahora si, me toca volver... patitas en polvorosa: y a vivir!

martes, 16 de abril de 2013

Lost in translation: Portugal... el paraiso del sur.

La primera vez que pise Venezuela, viaje por un mes con un chico de Brasil.. cada dia, a eso de las 6:00 de la tarde su lengua, cansada de golpear el español, se rendia ante un portugues inevitable. Yo hablaba en español, el en portugues y nos entendiamos perfectamente!. Cuando pise portugal, con sorpresa me encontre, por un momento nuevamente en la china.... que diferente es el portugues del brasilero!!! Pero bueno, todo consiste en cambiarse el chip.

Llegue a Faro como primer destino en Portugal, con el plan de moverme luego hacia el norte. En el avion conocí a un señor sentado a mi lado, a quien recogerian del aeropuerto. Luego de 10 minutos hablando se ofrecio a acercarme a la casa de Blaise, el frances biólogo (aunque el se define ahora somo puramente filogenista) que conoci en Faro. Luego de dar vueltas por el centro preguntando a la gente que pasaba (eran las 12:30 de la noche), por fin llegamos. Blaise estaba esperando.
Llegando de Holanda movi el chip a español para estar con mis amigos parisinos, todos amantes del buen español latinoamericano. Ahora, en portugal, con un frances, volvi a cambiar el chip a inglès, pero quedo mas bien un spanglish... pero esa es otra historia.Por ahora quiero contar lo que encontre en portugal.

La europa del sur es, como todos esperan, mas calida... y no me refiero solamente al sol que te llega desde temprano y te hace brillar los colores, sino a la gente, a esas sonrisas en la cara al verte, al hablarte y al intentar explicarte algo en un portugues tan rapido que bastaba mi mirada para que intentaran hacerlo nuevamnete. Portugal me cautivo... sus callecitas llenas de edificioes coloridos, cubiertos de mosaicos, con ropas de todos los colores. Las matronas portuguesas charlando con demasiados decibeles en las pequeñas plazas de la caprichosa ciudad vieja. Los muros blancos, los barcos por todo lugar... el abandono. Portugal respira un aire de pobreza, de dejadez.

No me malentiendan, no significa que no sea hermosa, sino que es mas real. El casco viejo, lleno de monumentos parece haber sido abandonado para dar paso a la gran expansion de las ciudades modernas y de interesa social alejadas del centro... tantos edificios abandonados, casi cayendo... parece que resulta tan caro vivir en el centro... que no vale la pena quedarse alli. Ni invertir en mejorarlo. Y la crisis se siente a flor de piel. Nunca antes en europa, me habian pedido dinero... -bueno, ahora paso una vez en paris-; en portugal, al menos treso cuatro personas por ciudad se me acercaron... pidiendo algo para comprar comida. Que duro ha golpeado la crisis aca!. Mientras al norte el afan de shopping sigue intocable, aca no se ven los colores de moda, ni brillan las boutiques contra la gris ciudad... brillan los colores de la ciudad, contrastando con las oscuras ropas de la gente en paro, de la gente buscando su oportunidad.

Bien dicho esta, que en portugal me dedique a deleitar el paladar, con comida de mar, postres y pescados. A explorar las callecitas y sus caprichos. A sentir la arena del mar entre mis dedos y sentarme por interminables horas a escuchar las olas romper contra la costa. Este es mi portugal. Sencillo, pobre pero vivo... con mas vida de la que uno imagina.

Luego de Faro, subi a Lisboa, donde Karla y Joao me mostraron los dos rostros de la ciudad. Desde la futurista e impecable Lisboa nueva, hasta el centro viejo, que ondula entre casas pequeñas y llenas de adorno, al buen estilo del navegante. Mi escapada cultural en lisboa fue visitar el Oceanario. Sin duda uno delos centros marinos mas hermosos que he visto... y haciendo recuento, he visto un tanto!.

 De Lisboa me movi al norte. Porto... para terminar con portugal. Alli conoci una autentica portuguesa, enamorada de su tierra tanto que casi te hace contagiar. Con ella explore la ciudad por la noche, revisando nuevamente cada rincon que habia descubierto con luz horas antes.

Porto tiene un aire veneciano... mas bien una mezcla de venecia con la ribera de hoian en Vietnam. Botecitos pequeños, cuya historia de vinos se huele en las callejuelas, opacados por los catamaranes turisticos que desentonan tan duramente con la ciudad en miniatura. Puentes metalicos de esos que Eiffel ha dejado a su paso, que cambian el paisaje romantico por un intento de modernismo ya pasado. Porto es hermosa por su  gente... y la paz de su ribera. Lisboa es hermosa por su ciudad vieja, de esas que confunde a cualquier poeta. Faro es hermosa por su paz, su naturaleza, su paisaje...su tranquilidad oculta bajo los muros de su ciudad antigua, de piedra.. y su olor a naranjas.

Economicamente, al sur se sufre mas? si. Que duro parece ser del sur en cualquier continente!... pero tambin es cierto: al sur se vive con sonrisa, al sur se come mejor, al sur se baña uno en sol y en colores. Al sur las paredes descascaradas parecen mas una obra de arte que un error... el alma del sur no hay crisis que lo opaque... yo siempre he preferido el sur.

miércoles, 3 de abril de 2013

Patitas en polvorosa... y se va la segundita: volver a europa

Volver a Europa...

Como crece uno en tres anhos!. Como cambian las cosas... disfrutas cosas nuevas y ves sin el brillo otras tantas que te iluminaban el paso. Luego de tres anhos retome la mochila para venir a Europa. Tal vez fue el peso de las decisiones? veran, no vine con agenda vacia. Mis primeras dos semanas las pase con mi prima, habituandome al horario... a la gelida holanda y en especial, a liberarme de pequenhas trabas que pesan en los hombros.
Estando aqui, recibi la respuesta definitiva de las ofertas de las universidades a las que habia postulado... si, despues de varios anhos de postergarlo bajo la bandera de: "todavia quiero recorrer el mundo", finalmente me mordi los labios y di el paso. Postule. Y me fue muy bien!. Al final decision se debatio entre Columbia en NY y la University of Florida, en FL. Cabe resaltar que la mayor parte de la gente que me rodea voto por NY por la dulce tentacion de vivir alli... de vivir la fantasia que se ve en la tele. Pero pero mas la calidad de vida, la dulzura del aire latino con clima tropical y un equipo excelente de profesores. Decidi por florida (abucheos, abstenerse...).
wine and mirrors after the decision.... :D
Suena facil, pero esta decision me tomo dos dias completos de caminatas erraticas por la colorida (si, colorida) haya... y tardes de debate con mi prima, quien se ofrecio a hacer de abogado del diablo. Y que abogado!!!. Gracias a mi vero, la decision fue perfecta.. de esas que te traen paz. Otros dos dias o tres los dedique a buscar vuelos, trenes, buses, planes, itinerarios... uf!! que trabajo es planear!! :).


Finalmente estaba lista para irme... y llego Xime. Ese ser de luz con el que comparti cosas que creo que solo se pueden compartir cuando uno tiene puertas abiertas. Esas amigas que uno reconoce a primera vista y siente que se puede compartir todo. Por esos dias de amistad sin igual: Gracias Xime!.. las casi dos semanas se fueron entre caminatas, vinos en la noche con risas y charlas... exploracion de la ya bien conocida haya... y cartas al viento.
Dos semanas de decisiones, de planes. En este tiempo... planee no solo los casi 3 meses de mochila... sino los siguientes 5 anhos de mi vida. Y al final... al dia siguiente salio el sol y lo senti en mi cara: era paz.

Parti a Paris el 29 de marzo, y llegue a la casa de una persona especial, mi amigo Vincent. Ya escribi mucho de el en mi memoria... un parisino que conoci en la paz y que se ha convertido en un amigo de la vida. Fui a paris solo para verlo... y para volver a recorrer esas calles que me vieron crecer tanto la primera vez que las camine. Por que siempre tengo el corazon roto en paris?... creo que es por eso que voy... la ciudad tiene algo que te da melancolia... pero de esas que llegan con sonrisa. De pronto, en mi personal aprendizaje, me di cuenta de que tengo mucha gente linda alla... Julie y Vicky son tambien amigas de mochila, de esas que conoces en La Paz, en Bogota, en donde sea... y es gente que brilla alegria. Que bien hace pasar tiempo con ustedes chicas!!!...

 Paris, como siempre fue linda conmigo.... tanto que he pensado darme una escapada mas en este viaje, para darles un ultimo abrazo antes de encaminarme a los libros de evolucion.

Y asi empieza mi retorno a las Europas... frias y maravillosas... donde el calor se siente en las personas que han vivido afuera, que han conocido, y que han entendido el mundo como uno lo hace. La Holanda que vi esta identica a la del 2009... la Paris tal vez un poco mas pobre... mas golpeada por la crisis. Pero siempre dispuesta a enamorar con sus callecitas, sus vinos, sus cafes y su musica casi imaginaria.





Remembering jetlags!

Gente que me visita!!!